Qué es proyecto sagitario?

Cursos de Iniciación a la astronomía.

Práctica observacional.

Planes de estudio para colegios y profesorados.

Didáctica astronómica.

Contacto: 03464 15449820

sergiogalarza62@gmail.com

Página principal:

www.sagitarioblues.blogspot.com.ar

domingo, 1 de enero de 2012

CIA, capítulo V, La lectura del cielo.

Ella es tan linda…
Curso de Iniciación Astronómica
Proyecto sagitario-Teoría y Práctica Observacional

La lectura de los cielos
Parte uno.
Hace treinta y cinco años conocí a Ray Bradbury por medio de sus libros, leí su Crónicas Marcianas y supe que el cielo formaría parte de mi vida. De esa novela en particular, uno de sus relatos  me dio terror; otro, melancolía; el último, Un picnic de un millón de años, el dilema del hombre enfrentado a su destino.
Por supuesto, esta literatura es considerada ciencia ficción. Pero ¿cual es la diferencia entre el género y los libros de ciencias? ¿El tiempo? ¿El paradigma? ¿El escaparate donde se ordenan dentro de la librería? Leí Cosmos apenas editado, fue un libro apasionante y revelador que nos educó y disparó nuestra imaginación. Capítulos como La persistencia de la memoria los guardamos en nosotros para siempre, y, sin embargo, algunos pasajes podrían hoy ser catalogados como de CF.
Voy a referirme a aquellos libros que han hecho interesante este camino por el cual disfruto del cielo. Citaré los textos en orden de importancia o practicidad para los que hoy se inician -según mi criterio- y que quizás busquen consejo.

“El Universo es grande, y los exploradores son pocos”.

El libro Por los senderos de la noche, de doctor Pedro Saizar es sin duda el mejor que pueda uno leer para comprender, entusiasmarse, aprehender y quedarse en este –claro- sendero de placer y conocimiento. El libro es económico, ameno y profundo, cosa que logran muy pocos escritores. Comienza con una ágil descripción de los cielos de verano e invierno y pronto, sin que lo adviertas, te está enseñando física nuclear, el diagrama H-R, o a distinguir la edad de un cúmulo galáctico¡¡¡ Créanme, si quieren aprender y divertirse sin soltar un platal; si quieren escuchar a alguien que te hable con infinito respeto por tu intelecto, háganse ya de este libro maravilloso¡¡¡ Los senderos de la noche, de Pedro Saizar¡¡¡¡ Ed. Eudeba. Bs. As.

“El latinoamericano Ingenieros”.

Muchos textos podrían ocupar el segundo lugar en esta lista: Viaje a las estrellas; Cielito lindo; Diccionario de astronomía; Cosmos, del querido Carl Sagan; Universo, la guía visual definitiva, etc. etc.
Objetivo Universo, de los doctores Feinstein y Tignanelli -Ed. Colihue-, es un libro para el aprendizaje de la astronomía. Es bastante completo, mas o menos claro, ameno, algo específico, basado en el genial libro de Cecilia Payne Gaposhkin.  Una pena la cantidad de errores que tiene Objetivo..., supongo que de impresión, y que no hicieran los autores un reconocimiento abierto al Introducción a la Astronomía de la doctora Payne -los tengo a ambos, los he leído uno a la par del otro; los párrafos están calcados en más de un tema. Aún así, muchos aficionados podrían sentirse apabullados por tanta calidad expositiva, amén de sus ciento cincuenta morlacos de costo, aspectos que no lo ponen al alcance de cualquiera. 
Cielito lindo, de la doctora Rosenbach, se lleva el sitial si tu edad es poca, pues de la sencillez y la lúdica hace su esencia. 
Voy a inclinarme para el segundo puesto por Diccionario de Astronomía, de la doctora Isabel Ferro Ramos -Fondo de Cultura Económica. México. A este libro lo tuve en la mira durante semanas. No me decidía porque hoy los vendedores de libros son poco menos que piratas negreros del objeto y te lo muestran de lejos y envuelto en atroz nylon. Pero un buen día me decidí, rompí el empaque kitsh y me puse sin descaro a leerlo en la librería. Quedé patitieso. Por cien morlacos y chirolas di con un libro de una profundidad y detalle increíbles. La doctora Ramos nació en Cuba y, lógico, tiene una erudición y capacidad envidiables. Fíjense, su madre le pidió la obra y ella, basándose en conceptos del “latinoamericano Ingenieros” se propuso una obra intermedia, entre los pesados volúmenes enciclopédicos y los cortos párrafos del diccionario que yo creía que era, al negarme la posibilidad de leerlo… 
Definitivo, entonces, el segundo lugar es para Diccionario de astronomía, de la doctora Ferro Ramos.

“Anoche, escondido… conversé con las estrellas…”

El tercer puesto depende de ti. Los anteriores te habrán dado herramientas importantes. Evaluarás magnitudes, sabrás de las distancias, conocerás constelaciones, soles, objetos de espacio profundo y regiones HII. Comprenderás sus naturalezas y procesos evolutivos. Creo que es el momento de que camines lento el cielo, de que lo recorras a conciencia de la mano de alguna guía o mapa preciso y amable con el aficionado. Claro que puedes bajar de la web un sinnúmero de gráficos y cartas, entre ellas el Pocket Skay atlas o alguna mejor, y luego plastificar sus hojas a fin de protegerlas de la humedad que todo lo empapa durante las observaciones (al menos en mi plano del observador).
El libro Universo, la guía… -Colser Editores- es una opción interesante, sobre todo si te faltó alguno de los anteriores. Es una típica presentación yanki, ideal para GDEs, autoprivados de leer más de un titular bubucela al día. Es un libro precioso, lleno de imágenes (que nunca verás por telescopio, ni lograrás con tus astrofotografías, por cierto) y de gráficos muy claros que te desasnarán con solo abrirlo, te diría. Lo mejor de el -desde mi pretencioso punto de vista aficionado- son sus mapas celestes, con la ubicación y descripción de los principales objetos de espacio profundo (aunque valores no le faltan: sistema solar, estrellas, evolución, galaxias, historia, mapas y catálogos, etc. etc. etc). Lo peor de ella, su peso, sus dimensiones.
Nobleza obliga, debo aquí agradecer a mi amigo fabricante de Dobsons, Daniel Fontano, quien me prestará desinteresado su propio libro, para que en él me basara al enseñar; y que solo devolviera al dar con mi propio Universo, la guía visual definitiva. Gracias, Dani.

Hay, sin embargo, otro libro excelente que te guiará en tu marcha hacia las estrellas. También trae mapas, gráficos y explicaciones detalladas. Claro que es en blanco y negro y, ups, ya sabemos cómo nos gusta lo colorido y los bailes de Tinelli. No conforme con esto, es barato (¡barato! ¿otra vez? ¿Cómo? Si es bueno… ¿puede ser barato?), y -para rematarla- como el de Saizar ¡es argentino!
¿Ya adivinaron? ¡Estoy hablando de Exótico Cielo Profundo, el mejor libro que puedas comprar jamás sobre el cielo, sus tesoros y su observación! Está escrito por amigos y -por fin- ¡no tienes que invertir los gráficos ni leer al revés! Rodolfo y Enzo viven -como nosotros- en este curioso y rico polo sur y observan las constelaciones tal cual son visibles desde casa (y no como nos las imponen las publicaciones tradicionales: ¡patas arriba!, al decir de Eduardo Galeano).
Exótico cielo profundo (vol 1) es un libro formidable.
Tiene un orden movilizador. Apuesto a que apenas le metas ojo, dirás, pucha, qué bueno, y seguirás leyendo sin importarte si observas o no. Los capítulos se suceden y están relacionados acordes a la época del año. Ambos compinches te guían por sus cielos con la misma soltura con que lo haría un amigo al mostrarte su casa, describiendo cada ámbito, diciendo esto aquí, lo otro allá; esto costó tanto, lo otro cuánto. Enzo y Rodolfo lo hacen con la misma soltura, dije, solo que nuestros sanrafaelinos te muestran su nocturna y magnífica casa con pasión verdadera, con su solvencia y su humildad. Propias de quien en verdad sabe lo que dice. Porque ellos han trabajado sobre esa casa. Han reconstruido, minuciosos, para nosotros, cada rincón de esa morada. Así, cuando escuchas, allá está la cocina… de soles, te están describiendo infinitudes, eternidades de inmensurado valor; de modo tal que, cuando andes su páginas, podrás sentir el amor y la sorpresa que ellos mismos sienten por sus lámparas puntuales, azules y rojas, situadas en la sala a megaparsecs de ti, a eones de la bellísima estancia Dorado, por citar solo una de las habitaciones del cielo.
Con ese libro –además- revives el camino y el esfuerzo de los pretéritos astrónomos que, como los detectives del Prefecto de Poe, horadaban el cielo en busca de cada carta robada al firmamento para nuestra lectura jubilosa.

Sergio Galarza
www.sagitarioblues.blogspot.com                                               
03464 154 49 820

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada